Cerrar Mapa

Cómo leer las etiquetas de los alimentos

Las etiquetas de los alimentos contienen información sobre sobre la cantidad de calorías, porciones y datos nutricionales. Usá estas etiquetas para escoger los más saludables.
¿Qué buscar?

Verificá primero el tamaño de la porción. Toda la información se basa en el tamaño de ésta. Muchos envases contienen más de una porción.

Por ejemplo, el tamaño de la porción para los fideos con frecuencia es de 2 onzas (56 g) crudos o 1 taza (0.24 litros) cocidos. Si comés 2 tazas (0.48 litros) en una comida, estás consumiendo 2 porciones. Es decir, dos veces la cantidad de calorías, grasas y otros elementos.

La información calórica indica el número de calorías en 1 porción. Ajustá el número de calorías si comés porciones más pequeñas o más grandes. Este número te ayudará a determinar cómo los alimentos afectan tu peso.

El total de carbohidratos está listado en letra negrilla para que se destaque y se mide en gramos (g). El azúcar, el almidón y la fibra vegetal conforman los carbohidratos totales que aparecen en la etiqueta. El azúcar aparece por separado. Todos estos carbohidratos elevan el azúcar en sangre.

La fibra vegetal aparece justo debajo de los carbohidratos totales. Seleccioná alimentos que tengan al menos de 3 a 4 gramos de fibra vegetal por porción. Los panes integrales, las frutas y verduras, al igual que los porotos y legumbres son ricos en fibra.

Verificá la grasa total en 1 porción. Prestá atención especial a la cantidad de grasas saturadas o trans en 1 porción. Escojé alimentos que sean bajos en grasas saturadas. Por ejemplo, tomá leche descremada o al 1%, en lugar de leche entera o al 2%. La leche descremada tiene sólo una pequeña cantidad de grasa saturada. La leche entera tiene 5 gramos de grasa trans por porción. El pescado es mucho más bajo en grasa saturada que la carne de vaca. Tres onzas (84 g) de pescado tienen menos de un gramo de esta grasa. Tres onzas (84 g) de hamburguesa tienen más de 5 gramos. Si un alimento tiene menos de 0.5 gramos de grasa saturada por porción en la etiqueta, el fabricante de dicho alimento puede decir que no contiene grasas saturadas. Si un alimento contiene estas grasas, la cantidad aparecerá en la etiqueta debajo de la grasa total. Las grasas se miden en gramos. Buscá alimentos que no tengan grasas trans o que tengan un contenido bajo de ellas (1 gramo o menos).

El sodio es el ingrediente principal de la sal. Este número es particularmente importante para las personas que estén tratando de consumir menos sal en su alimentación.

Una etiqueta que diga que un alimento tiene 100 mg de sodio significa que éste tiene aproximadamente 250 mg de sal. El consumo para personas no hipertensas debe ser menor de 2.300 mg de sodio al día. En caso de hipertensión o trastornos renales consultá con tu médico para ajustar más adecuadamente la ingesta de sal.

El porcentaje de cada artículo en la etiqueta se basa en una persona que consume 2.000 calorías por día. Tus metas serán diferentes si comés más o menos calorías por día. Consultá con un nutricionista o médico para establecer tus pautas nutricionales adecuadas.

Cualquier duda, consulte con su médico.

Por investi.com.ar