Cerrar Mapa
Román en una jornada de entrenamiento PH @niparatore

¨Empecé a correr para sentirme vital y percibir en el cuerpo las sensaciones que la Esclerosis Múltiple me negaba¨

En 2012, con 38 años, a Román Luna le diagnosticaron Esclerosis Múltiple (EM), una enfermedad para la que no se conoce cura. 
Después de acudir al médico, el diagnóstico fue devastador: una EM que lo tuvo sin sentir algunas partes de su cuerpo durante varios meses, a pesar de que aún tiene algunas dificultades invisibles. El tiempo, la medicación y la rehabilitación hicieron posible que Román pudiese sentir de nuevo su cuerpo en armonía y decidió dedicarse al running.

Al día de hoy, lleva una vida que se podría considerar "normal". Con 45 años, Román vive en pareja y tiene dos hijos, compaginando su vida personal con la laboral y el deporte. Nacido y criado en Saira, provincia de Córdoba, reside actualmente en Capital Federal, comenzó entrenar en marzo del 2018, con el equipo Sportream, donde encontró un gran espíritu deportivo y de contención.

En dialogo en exclusiva con SN24 Román emocionado nos devela parte de  su historia, llena de retos, superación y muchas ganas de vivir.

¿Cómo fueron los primeros tiempos luego del diagnostico de EM?
Durante la primer etapa, todo se derrumbó, primero el estado de negación para sobrevivir y después cuando llegó el estado de conciencia, la angustia y desesperación se apoderaron de mí. Busqué, soñé y seguí buscando, hasta que encontré esa meta que me trajo una bocanada de aire fresco, de nuevas ilusiones y me re-conecto con el pulso de la vida.

¿Qué metas te marcaste?
Me propuse un objetivo, comenzar a entrenar para lograr correr y participar de carreras cortas en un principio y más largas en un futuro, porque creo profundamente que con esfuerzo y motivación se puede llegar a la meta, no importando la edad, ni las limitaciones físicas; si lo deseamos es posible lograr una vida plena y feliz.

¿Porqué te aferraste al deporte?
El deporte fue mi tabla de salvación y mi terapia, el puente que busco que me lleve hasta el orgullo de mis hijos, la cuesta por donde trabajosamente va subiendo mi autoestima, el podio donde lucir mi nueva personalidad.

De futbolista a runner, ¿cómo diste ese giro deportivo?
Empecé a correr para sentirme vital, para percibir en el cuerpo las sensaciones que la Esclerosis Múltiple me negaba. Ignoraba que con cada kilómetro recorrido desplazaba los límites de mis imposibilidades y que las metas propuestas me llevaban más lejos, hacia mi  propio interior. En  el running se compite contra uno mismo. Es tanto un deporte como una filosofía de vida. Quiero aprovechar la oportunidad para agradecer eternamente el apoyo incondicional que recibo de mi FAMILIA y de mis sponsors, la Universidad ISALUD, Reebok Argentina y a la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA), que apostaron desde un primer momento por el Project Hoy puede ser un gran día, esta hermosa locura que emprendí en 2018.

Más info sobre Román Luna hace clic AQUI 

Sobre la Esclerosis Múltiple

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad neurológica, crónica, de causa no determinada que afecta al sistema nervioso central. La EM resulta del daño a la mielina, la capa protectora que protege las fibras nerviosas del Sistema Nervioso Central que incluye al cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos.

La EM tiene una base inmunológica. El sistema inmunológico, normalmente encargado de defendernos de agresiones externas como infecciones, no reconoce la mielina como propia y en consecuencia, la lesiona. Si la mielina se destruye, la habilidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde y hacia el cerebro se interrumpe y este hecho produce la aparición de síntomas. Los procesos de desmielinización y cicatrización aparecen en diferentes momentos y en diferentes zonas, de allí el nombre de esclerosis múltiple.

La causa de la EM permanece desconocida hasta hoy. No obstante, se reconoce la existencia de factores genéticos, que si bien no son absolutamente determinantes, generan una predisposición a padecer la enfermedad. Parece claro que sobre esta predisposición genética uno o más factores ambientales podrían influir en el desarrollo de la EM. Aunque no modifica esencialmente la expectativa de vida de las personas que la padecen, constituye una de las afecciones neurológicas más discapacitantes en el adulto joven, lo que implica un serio impacto en el ámbito familiar, social y económico-laboral. Se manifiesta mayormente entre los 18 y 35 años y con una prevalencia de 3 a 1 en las mujeres.

La EM no es ni contagiosa, ni hereditaria, ni mortal. No tiene cura por ahora, pero sí hay medicación para controlarla, ya sea para atenuar o espaciar los brotes o remisiones, o enlentecer la progresión.

Entidades del sector
http://www.ema.org.ar/
http://alcem.org.ar/

Noticias relacionadas

Ex futbolista con Esclerosis Múltiple correrá este domingo la última etapa del Circuito de las Estaciones 2018, con el fin de motivar y sensibilizar

Ex jugador de fútbol con Esclerosis Múltiple correrá la segunda edición de la Reerun Team Race de Reebok, con el fin de concientizar