Cerrar Mapa
PH web ilustración

Los pacientes con psoriasis están más expuestos a distintas enfermedad

Algunas personas que padecen psoriasis tienen mayor probabilidad de presentar hipertensión arterial, obesidad, aumento del colesterol, problemas de la tiroides y diabetes
La psoriasis es una enfermedad inmunomediada y crónica que afecta principalmente la piel y en algunas oportunidades las articulaciones. Es multifactorial ya que en un paciente genéticamente predispuesto (algunos de sus genes se “combinan” predisponiendo a la aparición de los síntomas) y ante determinados gatillos (infecciones, estrés, traumatismos, medicamentos) genera una cascada de eventos inmunológicos que dan como resultado la aparición de áreas rojas con costras blancas en la piel.

No es una enfermedad contagiosa

La psoriasis no es contagiosa, no se contrae por estar en contacto con personas con psoriasis. Afecta a todas las edades y puede manifestarse de distintas maneras. Desde ser muy leve, solo en codos y rodillas, presentar muchas lesiones pequeñitas similares a “gotas” o incluso comprometer toda la piel. Las uñas también pueden estar afectadas. Si bien muchas veces es asintomático, un tercio de los pacientes presentan picazón o ardor en las lesiones.

Compromete la calidad de vida

Independientemente de la severidad “objetiva” que puede presentar cada paciente, la psoriasis puede comprometer la calidad de vida de quienes la padecen y de su entorno. En la actualidad se sabe que, además de la asociación con artritis psoriática, algunos pacientes con psoriasis tienen mayor probabilidad de presentar hipertensión arterial, obesidad, aumento del colesterol, problemas de la tiroides y diabetes, por lo tanto es muy importante que estos pacientes consulten a su médico para ver si se encuentran en este grupo.

El tratamiento depende de múltiples variables

No está demostrado que una dieta específica beneficie uniformemente a todos los pacientes con psoriasis, pero sin duda una dieta saludable, libre de tabaco y con escaso consumo de alcohol, junto con la realización de actividad física tienen un impacto positivo en estos pacientes. 

Existen múltiples tratamientos para las manifestaciones de psoriasis, pero no existe una única “cura mágica” para todos los pacientes, por lo que la decisión del tratamiento adecuado para cada paciente depende de múltiples variables, pudiendo ir desde una simple crema o shampoo, tratamiento con luz UV (fototerapia), inmunosupresores o biológicos.

Dra. Paula Luna (M.N. 110753)
Dermatóloga del Hospital Alemán