Cerrar Mapa
PH web ilustración gobernación

Tucumán. Los pacientes del Hospital del Niño Jesús recibieron sus primeras férulas

En un trabajo en conjunto entre el Departamento Operativo de Móviles del Ministerio de Salud Pública y el efector, los más pequeños cambiaron el yeso por una nueva férula que ayudará en sus tratamientos.
“Mi hija se llama Kiara. Tiene cuatro años y desde muy pequeña enfermó de meningitis; lo que le provocó hidrocefalia. No podía mover la mano ni el pie derecho. De modo que no podía caminar”, comenzó contando Olga Gabriela Heredia, de 29 años, mamá de la paciente. “En el hospital comenzó con rehabilitación y estimulación desde los tres meses. Hoy puede ir al jardín con una maestra integradora y comenzar una vida casi normal. Agradezco al hospital todo el apoyo que nos brindaron y la entrega de esta férula, algo bueno que los chicos necesitan y a veces no se pueden pagar porque son caras”, explicó la señora tras la entrega de la herramienta que ayudará a Kiara en su día a día.

También Liliana Beatriz Flores, de 28 años, se sumó a los agradecimientos y recibió para su nieto una nueva férula por parte del efector: “Tiziano tiene dos años y padece una parálisis cerebral leve. No abre las manos y a veces los pies se le ponen duros. Con esta férula podrá caminar mejor”.

Los casos de ambas familias representan la primera etapa de entrega de férulas pediátricas en el Hospital de Niños. Por primera vez, los pacientes más pequeños podrán acceder a esta herramienta clave para su tratamiento, de forma totalmente gratuita y sin esperar demasiado.

“En el Servicio de Traumatología hay dos divisiones: la urgencia y lo programado. En la primera, atendemos casos traumatológicos que actualmente aumentaron mucho con los accidentes de moto; existen muchos accidentes en la vía pública, chicos que llegan fracturados y con heridas graves. Y por otra parte, encontramos el área de cirugías ortopédicas o programadas, en las cuales se realizan correcciones en cirugías de chicos que nacen con malformaciones como luxación congénita de cadera, pie deformado, chicos con lesiones neurológicas, y distintas malformaciones congénitas longitudinales de los miembros. Todo esto, se asocia y se aglutina en el servicio”, comentó el jefe de la unidad, doctor Daniel Eduardo Viscido.

Sobre esto, el especialista agregó: “Esta entrega ayudará físicamente a los pacientes que hasta hace poco debían hacer un trámite que llevaba mucho tiempo (entre un mes o dos) hasta que obtenían la férula. Esto agiliza mucho su tratamiento porque obtenerla de forma rápida contribuye muchísimo a la rehabilitación en conjunto”.

Cómo empezó esta iniciativa

“Todo empezó con pacientes particulares que el Ministerio de Salud nos enviaba para que les fabriquemos las férulas necesarias. Con el pasar del tiempo, la gente se fue enterando e incrementó la demanda. Hoy estamos abasteciendo a varios hospitales”, relató el encargado del taller de férulas, Carlos Alberto España.

Actualmente, la unidad trabaja con cinco empleadas que realizan trabajos rotativos, y brinda sus productos semanalmente a diferentes efectores de la provincia.

Daiana Monteros, miembro del equipo cuenta con gran satisfacción que al resto de los establecimientos que reciben las férulas, ahora se suma el Hospital de Niños: “Es algo hermoso poder ayudar a los niños que más necesitan, algunos de escasos recursos, a través de nuestras creaciones. Avanzamos mucho en esto y es algo que nos hace muy bien”.