Cerrar Mapa

Del 14 al 19 de noviembre se celebra la #SemanadelPrematuro

Este año el eje es la importancia del personal de enfermería en los cuidados del recién nacido prematuro y en la contención de sus familias. En Argentina, el 8% de los nacimientos son antes de la semana 37 de gestación.
En el marco de de la Semana del Prematuro, que se celebra entre el lunes 14 y el sábado 19, el Ministerio de Salud de la Nación y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) remarcan la importancia para el recién nacido prematuro de recibir cuidados de enfermería de alta calidad destinados a favorecer su desarrollo.

Este año, la celebración se centra sobre el Derecho 4: "Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia", para promover su cumplimiento el Ministerio de Salud de la Nación y UNICEF desarrollaron una guía que se encuentra disponible en https://www.unicef.org/

Los cuidados de enfermería resultan determinantes para el progreso en el desarrollo de los niños prematuros, la resolución de las dificultades que pudieran presentarse y la implementación de los tratamientos indicados por los profesionales médicos. Todo ello impacta fuertemente sobre su sobrevida y sobre la calidad de su vida futura, razón por la cual la cantidad adecuada de enfermeros y su apropiada capacitación, resultan una cuestión vital.

Por otra parte, el personal de enfermería dedicado a la atención de los prematuros es quien se ocupa de implementar los cuidados profesionales específicos, además de contener y guiar a las familia para que aprendan y continúen con los cuidados especiales que seguirán necesitando por un tiempo, luego del regreso a casa.

Para eso es imprescindible una gran receptividad de parte de todo el equipo de salud del Servicio de Neonatología, para que la mamá y el papá no sólo sean admitidos en el Servicio sino que puedan permanecer el mayor tiempo posible, acompañándolos y haciendo, de este modo, más fructífera la tarea de los enfermeros. Son éstos quienes acompañan a la madre y su pareja desde la primera vez que ven a su hijo prematuro, probablemente diferente de como lo soñaron, a veces con menos de 500 gramos de peso y los ayudan a cargarlo en brazos a pesar de los tubos, respiradores, sondas, monitores y catéteres; les enseñan tocarlos, a hablarles suavemente y a cuidar el desarrollo de su pequeño cerebro, que todavía no alcanzó la madurez.

La semana del prematuro

La iniciativa no sólo pretende crear conciencia sobre los derechos de los niños y niñas que nacen prematuramente, sino también movilizar a los miembros de los equipos de salud, y de la sociedad en general, para garantizar su protección y cumplimiento efectivo. Por eso, cientos de instituciones y familias se movilizan, comparten historias y actividades en el marco de la campaña, en la plataforma: www.semanadelprematuro.org.ar

Cuando un bebé nace antes de las 37 semanas de embarazo se considera que es prematuro. Esto significa que su organismo no está totalmente maduro para la vida fuera del útero materno y es necesario que permanezca en el Servicio de Neonatología del hospital para recibir cuidados especiales, manteniendo durante ese periodo un contacto cercano con su mamá y su familia para evitar complicaciones en el desarrollo cognitivo, neurológico o motor. Idénticos cuidados reciben aquellos recién nacidos con menos de 2500 gramos.

Durante el año 2014, de los 777.012 nacimientos que se produjeron en Argentina, un 8,38 por ciento (es decir, 65.083 bebés) lo hicieron antes de las 37 semanas de gestación. De esta cantidad, 9.240 no llegaron a las 32 semanas de gestación y son los de mayor riesgo de complicaciones. La tasa es similar a la registrada en otros lugares del mundo, incluidos países con mayor o igual nivel de desarrollo.

Aunque en algunos casos es inevitable, la prematurez se puede prevenir pues la mayoría de las veces es posible prolongar la gestación si se identifican a tiempo los factores que predisponen a la mamá a un parto prematuro. Es por esto que la cartera sanitaria nacional recuerda la importancia de la realización de al menos cinco controles prenatales para favorecer que el bebé nazca lo más cerca posible de la fecha ideal establecida al inicio del embarazo.