Cerrar Mapa
PH web ilustración

Cómo obtener el mejor bronceado y más seguro para tu piel, según la ciencia

Si quieres verte bronceado en el verano, no hace falta que te expongas al sol a diario. Es más, tomar el sol todos los días puede jugar en tu contra.
En cambio, si te asoleas día por medio, tu piel adquirirá un mejor bronceado, según un nuevo estudio liderado por investigadores de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, publicado en la revista especializada Molecular Cell.

La exposición al sol en días alternos no solo da como resultado un mejor bronceado sino que también ayuda a reducir el daño causado por los rayos ultravioletas al ADN y el envejecimiento prematuro de la piel.

Ciclos de 48 horas
Aunque el cuerpo necesita la luz del sol para producir vitamina D, el sol contiene rayos ultravioletas que pueden provocar daños.

Al acumularse a lo largo del tiempo, esto puede dar lugar a cáncer de piel.

Para protegerse de esta radiación, el cuerpo produce melanina, un pigmento oscuro que actúa como una suerte de protección natural a los rayos del sol.

La producción de melanina comienza pocas horas después de que nos expongamos al sol.

Lo que descubrieron los investigadores es que este proceso que ocurre en las células de la piel tarda 48 horas en completarse.

Y, si nos exponemos nuevamente al sol antes de que finalice, este no llega a completarse y la piel tarda más en broncearse.

Es decir, la piel produce más cantidad de melanina si se expone a la radiación ultravioleta cada 48 horas que si expone cada 24.

Carmit Levy, profesora de la Universidad de Tel Aviv y coautora del estudio, explica que el caso es similar a lo que ocurre en el gimnasio.

Se sabe que si el objetivo es aumentar la masa muscular, hay que dejar un día de descanso entre sesión y sesión para que el músculo tenga tiempo de recuperarse.

Vitamina D
Los expertos llegaron a esta conclusión luego de exponer a ratones al sol por distintos períodos e intervalos durante 60 días.

Así observaron que para las células de la piel requerían intervalos de 48 horas para generar la máxima protección.

Luego repitieron el experimento en muestras de piel humana y obtuvieron los mismos resultados.

Los investigadores de momento desconocen por qué el ciclo se desarrolla a lo largo de dos días y no uno, si bien sospechan que puede estar ligado a la producción de vitamina D, que se mantiene alta en sangre por 48 horas.

Por BBC News Mundo