Cerrar Mapa
PH web ilustración

Inauguraron la Reserva Natural de Avellaneda sobre la costa del Río de la Plata

Con una visita junto a vecinos y funcionarios, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, inauguró este sábado Eco Área, la Reserva Ecológica Municipal que se encuentra en Nicaragua y Acceso Sudeste, en la costa ribereña, donde se constituye uno de los sitios de mayor biodiversidad de la provincia de Buenos Aires. Habrá visitas guiadas de jueves a domingo.
Más de 180 de especies de aves, 30 de libélulas, 10 de anfibios junto a una flora variada conviven con lagartos, tortugas y víboras en la Reserva Natural de Avellaneda que la municipalidad inauguró esta mañana. La reserva, delimitada por los Arroyos Sarandí y Santo Domingo y por el Río de la Plata, es uno de los predios de la costa ribereña que reúne la mayor biodiversidad de la provincia de Buenos Aires.

Las primeras 55 de un total de 140 hectáreas que unen las localidades de Sarandí y Villa Domínico podrán visitarse a través de una pasarela construida de unos 1200 metros que atraviesa la vegetación de un lugar que hasta hace unas décadas integraba una zona de quintas frutihortícolas y viñedos que visitaban los vecinos.

Con el paso del tiempo, varios de los habitantes de las fincas abandonaron el lugar, la vegetación fue creciendo y el municipio compró a los vecinos las hectáreas restantes para llevar a cabo "una de las obras de recuperación, saneamiento y desarrollo sustentable más importante en la historia de la ciudad", indicaron desde el municipio.

"Es un lugar único por su riqueza ambiental, que habíamos dejado de visitar hace décadas", apuntó el intendente Jorge Ferraresi y remarcó que "todos ciudadanos de Avellaneda tienen alguna anécdota personal con la costa, es un lugar identificado con nuestra historia como ciudad".

En esta primera etapa que podrá visitarse de jueves a domingos de 10 a 16, la pasarela "llega hasta la zona de albardón, que es una loma natural que se forma antes de llegar al río, desde allí y para adentro lo que se puede observar es toda el área de bañados", precisó explicó en diálogo con Télam Javier Muzón, biólogo e investigador del Conicet.

"En poco tiempo la pasarela se extenderá hasta el río y va a haber un mirador para poder contemplar la costa", aseguró el especialista que desde hace más de un año trabaja en un inventario de todas las especies que se encuentran en el predio.

"Esta es una oportunidad única para todo tipo de actividades de promoción ambiental, en un lugar que esta muy cerca y de muy fácil acceso, y que además cuenta con una serie de ecosistemas increíbles", concluyó.

El predio contará con una casa de guardaparques, sanitarios, dos sectores de estacionamiento vehicular (a 500 metros de la entrada) y un lugar de interpretación para charlas informativas sobre la reserva.

Una verdadera selva

El espacio en Avellaneda forma parte del llamado cordón de la selva marginal del Río de la Plata, que llega de forma intermitente hasta Punta Lara. Lo más destacable es que alberga el exponente más austral de las "selvas en galería" que bordean los ríos Paraná y Uruguay, con vegetación subtropical que llega al lugar por semillas - e incluso porciones de vegetales - transportadas por los ríos Paraná y Uruguay que luego se diluyen en las aguas del Río de la Plata. 

Este fenómeno es muy común que suceda y es uno de los medios de traslación o dispersión que utilizan las semillas vegetales. La zona presenta la típica característica de selva, con grandes árboles que mantienen la humedad de la atmósfera y del suelo, favoreciendo el desarrollo de vegetales inferiores y en el ambiente predomina la escasa luz. Hay cerca de veinte especies de árboles, muchos de los cuales provienen de la selva misionera siendo el río Uruguay más transportador de semillas que el Paraná.