Cerrar Mapa
Foto web ilsutracion

#Neuquén y #RíoNegro se comprometieron a sanear los ríos regionales contaminados

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y su colega de Río Negro, Alberto Weretilneck, afirmaron que trabajarán en conjunto y con la Nación para revertir la contaminación de los ríos en esas provincias, lo que demandará importantes inversiones en obras, en especial redes de saneamiento y plantas de tratamiento de líquidos cloacales.
Gutiérrez dijo que "el primer paso para encontrar una solución es reconocer el problema", en referencia a la contaminación de los ríos Neuquén y Limay, durante una recorrida por las obras del nuevo paseo costero en la capital provincial.

"Estamos aquí para comprometer todo nuestro esfuerzo en recuperar la salud de todos nuestros ríos", que hacen "a la identidad de Neuquén", aseguró el mandatario en declaraciones a la prensa.

El saneamiento de esos cauces es una tarea que se debe realizar "entre todos porque es para todos", afirmó el gobernador al abordar la contaminación del Limay y el Neuquén, que al confluir dan origen al río Negro, que marca el límite con la provincia de ese mismo nombre.

Esa tarea se realizará con los gobiernos nacional y nequino, "el provincial lindero, con los intendentes, con las comisiones vecinales", para "llevar adelante un plan que nos permita remediar la contaminación que en algunos puntos de algunos de nuestros ríos está en este momento produciéndose", explicó.

Gutiérrez enumeró las obras por inaugurar y las que están en desarrollo: "si se toman los números de las inversiones realizadas recientemente y las que están proyectadas, estamos hablando de una cifra de alrededor de 1.200 millones de pesos que se están volcando en redes y plantas de tratamiento", apuntó.

También Weretilneck ratificó este mediodía su compromiso junto a la vecina Neuquén y el gobierno nacional para adoptar las medidas que requiera el saneamiento de los ríos Negro y Limay. 

El mandatario adelantó la futura puesta en marcha de las plantas de tratamiento de líquidos cloacales en Choele Choel y la ampliación de las existentes en General Roca, Cipolletti y Bariloche, entre otras, que “marcarán un verdadero cambio en la materia”, dijo Weretilneck a la emisora LU19 La Voz del Comhaué.

"Toda la información que hay sobre la sanidad del río, los lugares donde está bien y donde está mal es pública y provista por el Departamento Provincial de Aguas, que hace más de 20 años viene tomando las distintas mediciones con todos los protocolos de actuación; y los resultados fueron analizados dos prestigiosas instituciones como el CIATI y la Universidad Nacional del Comahue”, afirmó.

Esos informes oficiales aseguran que en los ríos de la región no hay presencia de hidrocarburos ni residuos de la actividad petrolera, pero reconocen que el principal problema en algunos sectores es el vertido de líquidos cloacales crudos sin tratamiento, para lo cual ya se está trabajando para dar respuestas en el corto y mediano plazo.

“Así como decimos que en el río no hay contaminación que tenga que ver con la actividad hidrocarburífera o con derivados del gas y petróleo, sí se reconoce que producto de la ausencia de plantas de tratamiento de líquidos cloacales, hay ciertas zonas que presentan algún grado de contaminación”, advirtió Weretilneck.

Ambas provincias patagónicas y el gobierno nacional "están trabajando en la búsqueda de financiamiento para ejecutar las obras cloacales que están faltando, para que no vuelquen líquidos sin tratar al río y a partir de ahí mejorar su estado”, dijo.

Cipolletti "tira prácticamente la mitad de los líquidos cloacales de la ciudad sin tratamiento al río. Para revertir esta situación estamos previendo para junio aproximadamente el llamado a licitación para la obra final de la planta cloacal de esta ciudad. Se trata de las piletas para tratar el restante 50 por ciento y las cañerías impulsoras”, detalló.

Weretilneck destacó la importancia del encuentro realizado el pasado jueves en Neuquén entre autoridades de esa provincia y de Río Negro para coordinar acciones, “porque el río debe tratarse en conjunto”, dijo.

“No obstante, está claro que en este aspecto la provincia nunca ocultó información y ha tenido en claro lo que se debe hacer para sacar al río de la situación en la que está", por lo que han avanzado "en conseguir el financiamiento para las obras.

Descartar presencia de hidrocarburos es un punto importante, así como plantear una pauta de trabajo a partir de identificar el problema en las plantas cloacales”, dijo el gobernador rionegrino.

Por Telam